Consigue Un Mejor Intestino: Alimentos Que Lo Estimulan + Hábitos Que Dañan Tu Intestino

Los alimentos y los medicamentos afectan a las bacterias del intestino, pero no siempre de forma predecible. Estudios recientes han revelado algunas (¿agradables?) sorpresas.


¿Recuerdas cuando odiábamos los gérmenes?


Ahora los médicos escriben libros en los que dicen a los padres que alimenten regularmente a sus hijos con tierra de verdad y también que se compren un perro cuando tengan un bebé porque la nueva moda es: la diversidad del microbioma.


En esta tendencia, estoy de acuerdo. Cuantos más, mejor, cuando se trata de la diversidad de bacterias en tu intestino. Lo entiendo y estoy de acuerdo. Tus microbios no sólo te proporcionan fuentes de energía esenciales y vitaminas que no puedes fabricar tú mismo, sino que también hablan directamente con tu sistema inmunitario, tu cerebro e incluso tus genes. No puedes vivir sin ellos.


Se ha publicado una investigación en Science , una de las principales revistas médicas del mundo. En concreto, se trata de dos grandes estudios: el Flemish Gut Flora Project (uno de los mayores estudios de población sobre la flora intestinal) y el proyecto LifeLines DEEP. Ambos buscaron los factores que afectan a los cientos de especies microbianas que viven en el tracto digestivo de una persona media.


Alimentos que potencian tus bacterias buenas:

  • Frutas y verduras

  • Yogur

  • Café

  • Vino tinto


Hábitos que perjudican tus bacterias buenas:

  • Una dieta alta en calorías

  • Una dieta alta en carbohidratos

  • Bebidas azucaradas

  • Los bocadillos frecuentes

  • Leche entera


Curiosamente, aunque no me sorprende, los medicamentos fueron los que más influyeron, más que cualquier alimento. Los antibióticos, la metformina (un fármaco común para la diabetes) y los inhibidores de la bomba de protones (que se toman habitualmente para la acidez estomacal) se relacionaron con una menor diversidad del microbioma intestinal.



¿Qué puedes hacer hoy por tu microbioma?


1. Tomar un probiótico comprobado

Los probióticos son microorganismos vivos, normalmente bacterias, que proporcionan un beneficio específico para la salud cuando se consumen. En la mayoría de los casos, los probióticos no colonizan permanentemente los intestinos. Sin embargo, pueden beneficiar tu salud al cambiar la composición general del microbioma y apoyar tu metabolismo. Puedes aumentar tu ingesta de probióticos consumiendo más alimentos ricos en probióticos, incluidos los alimentos fermentados como el kimchi, el kéfir, el chucrut y el yogur.


También puedes considerar el uso de un suplemento probiótico. Sin embargo, asegúrate de hablar con tu médico antes de comenzar la suplementación, especialmente si estás tomando otros medicamentos o tienes alguna condición de salud subyacente.


2. Come más alimentos fermentados y prebióticos (de los que se alimentan tus microbios)

Ya conoces la lista: kimchi, kombucha, chucrut, kéfir, tempeh y alimentos fibrosos prebióticos.

Muchos de estos alimentos son ricos en lactobacilos, un tipo de bacteria que puede beneficiar tu salud. Se cree que el consumo de prebióticos está relacionado con un mejor sistema inmunológico y también puede ayudar a reducir la inflamación.



3. Evita los antibióticos

Si los probióticos son el mejor amigo de tu intestino, los antibióticos son su peor enemigo.

Los antibióticos trabajan para eliminar todas las bacterias, lo que los hace muy eficaces para el tratamiento de enfermedades, pero muy malos para tu microbioma. Los antibióticos no pueden reconocer la diferencia entre las bacterias intestinales buenas y las malas. Si tienes que tomar un antibiótico para tratar un virus, asegúrate de tomar un probiótico a diario mientras dure la prescripción para ayudar a reponer tus bacterias intestinales.



Conclusión


Las bacterias intestinales son extremadamente importantes para muchos aspectos de la salud. Muchos estudios han demostrado que un microbioma alterado puede provocar numerosas enfermedades crónicas.

La mejor manera de mantener un microbioma sano es consumir una serie de alimentos frescos e integrales, principalmente de origen vegetal, como frutas, verduras, legumbres, alubias y cereales integrales.



¿Estás preparado para tomar las riendas de tu salud? Con mi programa "Back to the Roots" trabajaremos juntos para manejar condiciones como la inflamación, la fatiga, el desequilibrio hormonal y más. Te asesoraré y guiaré paso a paso para ayudarte a alcanzar tus objetivos de una manera saludable y sostenible basada en tus necesidades individuales. Agenda tu primera cita.



Ya conoces el lema: Más Acción, Menos Blablabla.


Ivette












Fuente:https://www.parsleyhealth.com/blog/boost-gut-diversity/

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo