12 Síntomas de Toxicidad Por Moho A Tener En Cuenta, Y Cómo Sanar Si Te Has Expuesto

Los problemas de salud relacionados con el moho son muy reales y afectan a muchas personas cada año. Para complicar aún más las cosas, los problemas de moho son a menudo mal diagnosticados, sin diagnosticar o sin tratar en la medicina convencional. Por lo tanto, vamos a desglosar la toxicidad del moho, lo que realmente significa, y cómo tomar un enfoque holístico y basado en la ciencia para tratar los síntomas de toxicidad del moho.



¿Qué es la toxicidad del moho?


El moho es un hongo común que crece en lugares con mucha humedad, como los techos, las tuberías y bajo los suelos y techos de madera y baldosas. Hay diferentes tipos de moho a nuestro alrededor todo el tiempo, pero algunos son más peligrosos que otros y ciertas personas son alérgicas al moho o sensibles a las toxinas naturales, llamadas micotoxinas, que el moho puede emitir. Cuando uno se expone a demasiado moho, a un moho al que es sensible, o a ciertos tipos de moho que se sabe que causan problemas de salud, se puede producir una condición llamada toxicidad del moho.


Los problemas de toxicidad del moho son comúnmente pasados por alto en la medicina convencional. ¿Por qué? Porque la toxicidad del moho puede causar una amplia gama de síntomas que pueden ser difíciles de describir si los tienes y difícil de armar para tu médico, especialmente si no tienen experiencia y formación en cuestiones de moho.



¿Cuáles son los síntomas de la toxicidad del moho?


Los síntomas de los problemas de moho pueden dividirse en dos categorías principales. La primera es una reacción inmunológica al moho, que normalmente implica síntomas similares a los de la alergia, como problemas de sinusitis, secreción nasal, picor de piel y ojos, asma, dificultad para respirar, etc. El segundo tipo de problema de moho es una reacción química e inflamatoria al moho. Esto es impulsado por las micotoxinas, que pueden iniciar una respuesta inflamatoria impulsada por citoquinas en el cuerpo. Y como ya sabes sobre la inflamación crónica, esto puede crear síntomas que son vagos, amplios y muy difíciles de precisar, tales como:


  • Dificultades cognitivas (niebla cerebral, mala memoria, ansiedad)

  • Dolor (especialmente dolor abdominal, pero puede incluir dolor muscular similar a la fibromialgia)

  • Aumento o pérdida de peso inexplicable

  • Adormecimiento y hormigueo en las extremidades u otras zonas del cuerpo

  • Sabor metálico en la boca

  • Vértigo o mareo

  • Acúfenos (zumbidos en los oídos)

  • Problemas digestivos (especialmente tolerancia limitada a los alimentos, hinchazón persistente)

  • Fatiga significativa que interfiere con las actividades diarias

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Sed excesiva y deshidratación, mojar la cama -en los niños-.

  • Síntomas que se asemejan a los desequilibrios hormonales (pérdida de cabello, erupciones cutáneas)


Los síntomas de la enfermedad inducida por las micotoxinas varían y no tienen un patrón, y no son exclusivos de esta enfermedad, lo que significa que pueden confundirse fácilmente con otra cosa.



¿Por qué es difícil diagnosticar los problemas de moho?


La medicina convencional reconoce que el moho puede causar alergias, pero no reconoce que las micotoxinas emitidas por algunas especies de moho de interior pueden causar un problema. Esto significa que los médicos que no están familiarizados con el moho y su tratamiento pueden pasar por alto uno de los principales tipos de reacciones al moho: la reacción química e inflamatoria. Esto se debe a varias razones:


  • No hay un estándar de oro en las pruebas de moho

  • No existe un protocolo de tratamiento estandarizado o un medicamento para la toxicidad del moho

  • Hay muy pocos estudios basados en humanos que analicen la conexión entre las micotoxinas y la salud humana

  • La presentación de los problemas de moho es muy diferente entre los pacientes

  • No todas las personas expuestas a las micotoxinas del moho tendrán una reacción a ellas


No es de extrañar que las enfermedades causadas por el moho sean difíciles de diagnosticar. Afortunadamente, los proveedores de medicina holística tienen en cuenta los factores ambientales que afectan a la salud cuando evalúan a los pacientes y pueden tener una formación avanzada adicional para tratar la toxicidad del moho.


Uno de los mayores desafíos con el moho es que las micotoxinas pueden causar sólo en algunas personas una respuesta inflamatoria. Esta respuesta impredecible puede prolongarse durante años tras una exposición prolongada en un individuo susceptible.



¿Cómo se comprueba la exposición al moho tóxico?


En última instancia, no hay una forma sencilla de diagnosticar la enfermedad por micotoxinas. Pero las pruebas suelen ser el primer paso. Se recomienda comenzar con pruebas en el hogar y una inspección de la casa por un inspector de moho certificado. En mi opinión, las pruebas en el hogar sólo deben solicitarse una vez que el entorno ha sido evaluado para la fuente de moho. La forma más directa de comprobar la toxicidad del moho es un análisis de orina que mide los metabolitos del moho y las micotoxinas, así como los niveles de glutatión (que pueden agotarse cuando se está expuesto al moho). Dicho esto, nunca pongas todo el diagnóstico de la enfermedad de las micotoxinas sólo en las pruebas. ¿Por qué? Porque las pruebas de moho tienen algunos inconvenientes importantes, incluyendo:


  • Los falsos negativos y los falsos positivos son comunes

  • No están cubiertos por el seguro

  • No se pueden analizar todas las toxinas - hay cientos

  • Los niveles encontrados en las pruebas no necesariamente se correlacionan con la gravedad de los síntomas


Está claro que estas pruebas no son perfectas. De hecho, hay personas que han estado realmente enfermas pero no mostraron casi nada en la prueba, mientras que los cónyuges sanos de esas mismas personas registran valores fuera de las tablas, por lo que tener un clínico que esté dispuesto y sea capaz de hacer una investigación adicional sobre los síntomas del moho y la exposición al moho tóxico es clave.



¿Cómo se tratan los síntomas de la toxicidad del moho?


En este momento, verás que muchos expertos recomiendan un puñado de suplementos y dietas estrictas, pero la realidad es que no se sabe si estos son el enfoque de tratamiento correcto. En su lugar, se recomiendan los siguientes pasos. Te sorprenderá ver que "matar el moho" es sólo uno de los cinco. No es una coincidencia. A menudo no se trata de "matar" el moho, ya que la mayoría de los síntomas se deben a la respuesta inmunitaria, no al moho en sí. En su lugar, comienza con simples pasos en el estilo de vida y el uso de prácticas sin pastillas para lograr un estado de mejor salud inmunológica, incluyendo:



1.Eliminar la exposición

Elimine las fuentes de moho del entorno, pero también elimine las fuentes dietéticas comunes de moho, incluidos los cereales, el café y la mantequilla de cacahuete. Esto ayudará a reducir la carga general de moho en el cuerpo.


2.Abordar la salud de los senos paranasales

Dado que el moho puede colonizar los senos paranasales, se debe buscar apoyo con los médicos otorrinolaringólogos en esto también. Dicho esto, también se pueden tomar medidas para mejorar la salud de los senos paranasales en casa, incluyendo la curación del intestino, ya que entre el 70 y el 80 por ciento de nuestro sistema inmunológico se encuentra allí.


3.Iniciar un programa de reeducación neuronal

Ciertas áreas del cuerpo son más vulnerables a las micotoxinas, y el cerebro es una de ellas. Ciertas áreas del cerebro pueden terminar en una respuesta crónica de lucha o huida. Ninguna píldora puede detener por completo esta respuesta, por lo que tenemos que "reentrenar" ciertas vías neuronales para poner la respuesta en un estado de "curación y descanso".


4. Reducir la inflamación

Tomar medidas para reducir la inflamación puede ayudar a devolver el equilibrio a una respuesta inmunitaria hiperactiva. Esto significa seguir una dieta antiinflamatoria y comprometerte con hábitos diarios de manejo del estrés.


5.Optimizar la desintoxicación

Apoyar la capacidad del cuerpo para unirse a las toxinas y eliminarlas es una parte clave de la curación de la exposición a las micotoxinas. Aquí es donde los suplementos pueden ser útiles. Algunos incluyen antioxidantes como el glutatión y la N-acetilcisteína (NAC), el carbón vegetal y las verduras amargas, que apoyan al hígado. Es importante trabajar con un profesional con experiencia en la enfermedad del moho, que pueda recomendar los suplementos adecuados y las dosis de cada uno.


La toxicidad del moho es difícil de diagnosticar, ya que muchos pacientes son apartados por los profesionales y los seres queridos, e implica algo más que pastillas para el tratamiento. La exposición al moho tóxico puede ser una experiencia estresante desde el punto de vista financiero, emocional y físico, y no hay un diagnóstico y un tratamiento de corte y secado. Se necesita paciencia, persistencia y reconocer que más tratamientos no suelen ser la respuesta.


La realidad es que todavía estamos en la etapa inicial de saber acerca de la exposición al moho tóxico y los síntomas de toxicidad del moho, y necesitamos más investigación sobre esto para realmente obtener una mejor imagen de cómo abordar los síntomas del moho. La buena noticia es que hay médicos con conocimientos al alcance de la mano que están listos con un plan de acción respaldado por la ciencia para que vuelvas a sentirte lo mejor posible.




Ya conoces el lema: Más Acción, Menos Blablabla.


Ivette











Fuente:https://www.parsleyhealth.com/blog/mold-toxicity-symptoms/

1 visualización0 comentarios